Historia

Reseñar la historia del Mar del Plata Club, implica entroncarla con la del Mar del Plata Day School, ya que nuestro club se ha fundamentado en sus principios con los padres y alumnos de dicho colegio.

A instancia del señor J. A. Ciancaglini, señora Graciela Torre de Ciancaglini y un grupo de padres del colegio comenzó con la práctica de sus dos deportes amateurs, hockey sobre césped y rugby, formativos y participativos, tanto para las niñas como para los varones, integrando los torneos de la Asociación Amateur Marplatense de Hockey sobre Césped y la Unión de Rugby de Mar del Plata.

Pasado el tiempo y luego de los trámites necesarios, se transforma en un club con personería jurídica y los basamentos legales para su funcionamiento.

En lo que hace a lo deportivo, en los torneos en que ha participado a través del tiempo, se han obtenido logros importantes en los dos deportes, desde sus comienzos hasta la fecha, conservando en todo momento su filosofía de jugar por el deporte mismo, no importando tanto los resultados como el simple hecho de competir sanamente.

Este planteo deportivo, ha llevado al club a cumplir con sus metas como son la formación de jóvenes imbuidos en la competencia, pero también, en la importante fase de camaradería, sociabilidad y amistad.

Luego de ingentes esfuerzos, que llevaron años, la Comisión Directiva en funciones en ése momento, pudo concretar la compra de la mitad del campo de deportes ubicado en Santa Celina, operación que significó la concreción de un sueño largamente acariciado.

Una tarea realizada pese a los conocidos vaivenes que la política económica de nuestro país ha atravesado en el transcurso de su historia.

De allí en más, la evolución del Club no ha tenido pausas, en lo deportivo se continúa creciendo y fundamentalmente formando, y en lo que hace a su infraestructura, las mejoras alcanzadas en sus instalaciones surgen a la vista del más desprevenido.

Dos canchas de rugby con medidas reglamentarias, una de ellas con iluminación en condiciones de poder televisar encuentros, varias de mini rugby, cancha reglamentaria de hockey sobre césped, varias de mini hockey, pista polideportiva, cancha reglamentaria de fútbol, vestuarios, salón comedor, quincho, etc. Todo ello realizado en las 10 hectáreas que conforman el complejo.

La ayuda que se ha volcado a todas las realizaciones comentadas, parte de los asociados, los padres, el Colegio Mar del Plata Day School a través de sus autoridades, instituciones municipales y prestigiosas firmas comerciales del medio y del país.

Si de todas estas realizaciones hay una en que debe fundar su orgullo el Mar del Plata Club, es el hecho de haber contribuido ampliamente en formar a la juventud marplatense y del país, quedando con esto cumplido el sueño de sus fundadores y de toda la inmensa cantidad de gente que ha pasado por el Club.

El futuro de la institución, puede verse con un fundado optimismo, ya que la segunda y aún tercera generación de jugadoras y jugadores están practicando con la camiseta marrón y verde los deportes del club, siguiendo los pasos de sus padres y abuelos.

La continuidad de todo ello, está asegurada.